jueves, 8 de julio de 2010

Atrapasueños.

¿Cómo te atreves? No puedes irrumpir en mis sueños, y menos para decirme que no volverás. Si al menos te quitases la camiseta y me hicieses el amor, quizás podría convencerte entre besos y caricias de que te necesito a mi lado. Pero no, tu te limitas a decirme adiós.

A veces adoro el despertador más que a ninguna otra cosa.

2 comentarios:

  1. Sí, a veces el despertador nos hace pensar: "uy, salvada por la campana..."

    Saludos! ^^

    ResponderEliminar
  2. llamaría a eso mejor dicho una
    pesadilla
    no?

    ResponderEliminar